Durante el tratamiento oncológico tanto la piel como el cabello de los pacientes sufren mucho. Por eso, saber tratarlos adecuadamente puede servir para atenuar los efectos secundarios en la medida de lo posible, así como ayudar en el manejo de la autoestima de los pacientes, ya que suelen ser afectaciones que inciden muchas veces directamente en su imagen.

 

La Escuela de Pacientes, que organizan de forma conjunta el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y la asociación Dones en Actiu, quiere dedicar su última sesión a tratar este tema de la mano de dos enfermeras oncológicas: Raquel Álvarez y Verónica Naranjo. La charla tendrá lugar el próximo miércoles 26 de junio, entre las 17.00 y las 19.00 h, en el salón de actos de la planta 0 del Hospital Vall d’Hebron.

 

“Un cuidado diario y adecuado de la piel y el cabello nos hará prevenir y disminuir las complicaciones a nivel cutáneo de los tratamientos antineoplásicos”, explica Raquel Álvarez, quien resalta también que desde la enfermería oncológica siempre se ha recalcado la importancia de este cuidado diario de manera sencilla y clara para proporcionar a los pacientes las herramientas necesarias para su autocuidado.

 

Entre otras afectaciones, se pueden producir sequedad, erupciones, prurito, alopecia, cambios en las uñas o lo que se conoce como el síndrome mano-pie, también llamado eritrodisestesia palmoplantar, y que genera enrojecimiento, hinchazón y dolor en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies, pudiendo producirse también en otras áreas de la piel como rodillas y codos, aunque es menos frecuente.

 

“Todos estos efectos secundarios van a producir cambios en la imagen que no solo pueden afectar a la autoestima, sino que incluso pueden llevar a retrasar o suspender tratamientos. Por este motivo es indispensable poder prevenirlos y detectarlos para de esta forma llevar a cabo un tratamiento precoz que ayude a minimizarlos”, continúa Verónica Naranjo.

 

La importancia de los pacientes informados

 

Con el nombre de Escuela de Pacientes, el último miércoles de cada mes se ofreció una charla en el salón de actos del Hospital Vall d’Hebron a través de la cual se buscó dar información para ayudar a entender mejor el cáncer. El Dr. Jorge Hernando, investigador del Grupo de Tumores Gastrointestinales y Endocrinos del VHIO, que dirige el Dr. Josep Tabernero, fue el encargado de coordinar este ciclo. “El proyecto de la Escuela de Pacientes surgió como una colaboración directa entre profesionales sanitarios y usuarios, tanto pacientes como familias y amigos de los afectados”, explica el Dr. Hernando.

 

Estamos muy satisfechos con el resultado, tanto por el éxito de asistencia como por la participación activa de los pacientes en los coloquios. Se han preguntado y debatido muchos aspectos de la oncología que nos han aportado una nueva perspectiva de la atención oncológica”, continua el Dr. Hernando, quien no duda en señalar como el aprendizaje se ha dado en las dos direcciones. “Los que trabajamos en el hospital también nos hemos enriquecido con esta experiencia sobre cuáles son los aspectos que preocupan directamente a los pacientes y de qué manera podemos ayudarles mejor”.

 

Durante el año se han ido tratando una gran variedad de temas, siempre con un abordaje lo más multidisciplinar e integral posible. “Pero como ocurre siempre, muchas cosas se han quedado en el tintero. Esto no lo vamos a desaprovechar. Toda la información que hemos recogido en estos talleres ahora nos ayudará a preparar los nuevos temas de cara al próximo año, con la ilusión de que el proyecto continúe creciendo”, recalca el Dr. Jorge Hernando.