23 de mayo de 2017 Día Mundial del Melanoma

• La Unidad de Melanoma de Vall d’Hebron Barcelona Hospital Campus es una de las unidades de referencia para el abordaje de esta patología, y dispone del mayor arsenal terapéutico existente contra el melanoma

• La Unidad de Melanoma es líder en número de ensayos clínicos y pacientes incluidos gracias a su multidisciplinariedad e investigación pionera

Barcelona, 22 de mayo de 2017.-. A pesar de que el melanoma ha sido siempre uno de los tumores más temidos, los últimos cinco años han supuesto un cambio de paradigma en el tratamiento de estos tumores y, por lo tanto, en su evolución y pronóstico. En el abordaje del melanoma, la multidisciplinariedad es la clave, y es imprescindible que estos tumores se traten en los centros de referencia para esta patología, que dispongan de equipos transversales con implicación de especialistas en dermatología, oncología, anatomía patológica y cirugía plástica. Pero el reto del tratamiento de estos tumores va un paso más lejos todavía y es necesario poder ofrecer a los pacientes todos los resultados de la investigación más pionera para que se traduzcan en el máximo abanico de posibilidades terapéuticas dirigidas a estos pacientes.


Vall d’Hebron, centro de referencia líder en el tratamiento contra el melanoma e investigación traslacional

En Vall d’Hebron existe, desde hace seis años, una de estas unidades de referencia para el abordaje del melanoma, y es líder en número de ensayos clínicos y pacientes incluidos para esta patología. Esto es posible gracias al equipo de trabajo de la Unidad de Tumores Cutáneos, que integra la asistencia de primer nivel a los pacientes desde el momento en que se sospecha el diagnóstico y el tratamiento quirúrgico realizado por los Servicios de Dermatología y Cirugía Plástica, hasta la que ofrece el Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron. A la asistencia se le une la investigación pionera que lleva a cabo el grupo de investigación clínica de melanoma del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), que acaba de reforzarse, además con la reciente incorporación de la Dra. Alena Gros para liderar la investigación en inmunoterapia, así como el grupo de Investigación Biomédica en Melanoma de la VHIR. Esta traslacionalidad en la investigación en el melanoma y el trabajo conjunto de estos equipos asistenciales implicados -dermatología, oftalmología, ORL, anatomía patológica, cirugía plástica, oncología, radioterapia- es la clave del liderazgo del Vall d’Hebron frente a esta patología y se traduce en una suma de esfuerzos. La Unidad de Tumores Cutáneos la integran: un comité de tumores cutáneos, un comité de melanoma ocular, un laboratorio de determinaciones moleculares y de biopsia líquida, un grupo de investigación traslacional con estrecha colaboración entre los oncólogos clínicos y los investigadores, para poder ofrecer todo el abanico posible tratamientos basados en inmunoterapia y/o terapia dirigida, así como múltiples ensayos clínicos disponibles para su tratamiento tanto a nivel metastásico como adyuvante.

Esta estrecha colaboración multidisciplinar que asocia dermatólogos -Dres. Vicenç García-Patos y Domingo Bodet-, oncólogos -Dra. Eva Muñoz-Couselo-, patólogos -Dra. Berta Ferrer- y científicos básicos -Dr. Juan Angel Recio- intenta responder preguntas clínicamente relevantes, de manera que los resultados se usen para diseñar y/o modificar estrategias terapéuticas (terapias dirigidas o inmunoterapia) nuevas o ya existentes que son testadas previamente en estudios preclínicos con el fin de generar un beneficio real.

En primera instancia, uno de los puntos fuertes de esta atención en Vall D’Hebron empieza con las campañas de prevención y diagnóstico temprano del cáncer cutáneo dirigidas a la población, a médicos de familia y a pediatras, seguido por la atención urgente ante la sospecha de melanoma, para el diagnóstico y su tratamiento preferente, además de la discusión de casos problemáticos de difícil diagnóstico en sesiones clínico-patológicas y el comité de tumores.

Existen otros hospitales en Cataluña que tienen unidades de referencia para el tratamiento del melanoma, pero a día de hoy, Vall d’Hebron es el centro de referencia que ofrece a los pacientes un mayor número de opciones terapéuticas en forma de ensayos clínicos contra el melanoma metastásico, con más de 15 ensayos clínicos repartidos en Fase I, II o III, además de ser el centro español que más pacientes incorpora en estos ensayos clínicos. Además, la unidad de tumores cutáneos es la que realiza de un mayor número de primeras visitas -75- y segundas opiniones oncológicas y sigue a más de 150 pacientes al año. Según la Dra. Eva Muñoz, oncóloga médica que está liderando la unidad de melanoma desde su creación “Todo ello nos lleva a ser líderes en la investigación translacional en melanoma y poder tener acceso a un conocimiento en tiempo real que nos ayuda a entender las respuestas anómalas o no esperadas a estos tratamientos y buscar alternativas terapéuticas”.

Esta investigación traslacional tiene un marco excepcional en el Campus Vall d’Hebron y el resultado es un trabajo combinado. Además de la investigación clínica del VHIO, traducida en múltiples ensayos clínicos, el grupo de Investigación Biomédica en Melanoma del VHIR, dirigido por el Dr. Juan A. Recio, está focalizado en el estudio de las bases moleculares del melanoma, su progresión y la resistencia a las terapias actuales. Sus investigaciones están centradas en el estudio de las causas medioambientales y moleculares de esta enfermedad con el fin de diseñar estrategias preventivas y terapéuticas efectivas contra el melanoma. Un concepto muy importante de los estudios es que todos estos trabajos se realizan en proximidad a los pacientes donde la meta final es trasladar tan rápido como sea posible los descubrimientos a los mismos.


La inmunoterapia y los nuevos tratamientos dirigidos para el melanoma metastásico han cambiado la evolución de esta enfermedad

Los nuevos tratamientos oncológicos sin duda han demostrado un aumento en la supervivencia de los pacientes que los reciben. “Los oncólogos especializados y dedicados al tratamiento del melanoma hemos vivido de la mano de nuestros pacientes la gran revolución que ha supuesto la potenciación de la inmunoterapia como estrategia terapéutica, el desarrollo de fármacos antidiana y el profundo y constante esfuerzo para el conocimiento molecular de las alteraciones genéticas de este tumor”, explica la Dra. Eva Muñoz que también lidera la investigación del grupo de Melanoma del VHIO. “Además estamos viviendo un momento histórico con pacientes que responden a estas nuevas terapias de forma prolongada y que se convierten en largos supervivientes. En algunos casos ya llevamos más de 10 años de seguimiento desde el inicio de su tratamiento. Esto hace años era impensable”.

Gracias a la investigación se incorporó el Ipilimumab, primer fármaco inmunoterápico que se añadió al arsenal terapéutico contra el melanoma metastásico, que demostró un claro beneficio clínico además de alargar la supervivencia de los pacientes. Posteriormente se han ido conociendo otras vías moleculares que regulan la inmunidad en profundidad, y han aparecido dos anticuerpos frente a PD-1 que produce una activación de los linfocitos capaz de luchar de forma eficaz contra el melanoma: pembrolizumab y nivolumab, que se han completado con la primera combinación de dos fármacos inmuno-oncologicos como es el régimen ipilimumab + nivolumab. “Esta combinación ha abierto las puertas a la futura y más prometedora tendencia de priorizar las combinaciones entre diferentes fármacos inmunológicos para poder garantizar mayor eficacia y número de pacientes largos supervivientes”, afirma la Dra. Muñoz. “Además con el nuevo grupo de Investigación en Inmunoterapia e Inmunología tumoral del VHIO, con la Dra. Alena Gros al frente, la Unidad se verá muy reforzada”, prosigue la Dra. Muñoz.

La combinación de fármacos dirigidos también ha comportado cambios en el tratamiento de estos pacientes. La combinación de un fármaco inhibidor de BRAF junto con un fármaco inhibidor de MEK (vemurafenib + cobimetinib, dabrafenib + trametinib) por ejemplo ha demostrado una mayor supervivencia para los pacientes portadores de BRAF que la administración en monoterapia de un fármaco inhibidor de BRAF, y hoy en día es una de las terapias de elección en primera línea para pacientes afectos de melanoma metastásico y portadores de una mutación en BRAF. El virus oncolítico T-VEC, también hace un par de años que se administra directamente sobre el tumor aunque su aprobación está restringida únicamente a melanomas localmente avanzados o con únicamente enfermedad cutánea.

El esfuerzo de crecimiento de esta Unidad, el trabajo de equipo, el espíritu de excelencia y la voluntad de ofrecer a los pacientes las mejores opciones terapéuticas en todo momento, la han consolidado y han conseguido un gran reconocimiento internacional, siendo uno de los pocos centros a nivel europeo que tiene acceso a ensayos clínicos muy minoritarios.

Desde este año 2017, el Grupo de Investigación en Melanoma del VHIO es miembro de la EORTC, se han incrementado las colaboraciones de proyectos con centros en Estados Unidos y se participa activamente en todas las iniciativas del GEM. Todo ello queda reflejado también en el incremento de publicaciones y participaciones en los congresos de referencia de la especialidad. Con esta voluntad de servicio al paciente, quien es en última instancia el protagonista y la razón de ser de esta Unidad de Melanoma, también se está colaborando con asociaciones de pacientes (Melanoma España) para poder dar una respuesta a las necesidades que plantean en todo momento.

###