Durante los últimos 20 años, la Dra. Laura Soucek, investigadora principal del Grupo de Modelización de Terapias Antitumorales en Ratón del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y profesora investigadora de ICREA, quien también creó Peptomyc, una spin-off del VHIO, y de la que es directora ejecutiva, se ha esforzado por demostrar algo que muchos consideraban imposible: conseguir la inhibición del oncogén Myc para combatir la resistencia a los tratamientos y lograr la regresión de los tumores.

 

Este largo viaje lo explica ahora la Dra. Soucek, junto con la Dra. Marie-Eve Beaulieu, cofundadora y directora científica de Peptomyc, que se formó como postdoc en el Grupo de Modelización de Terapias Antitumorales en Ratón del VHIO, en un artículo* publicado en abierto el pasado mes en Molecular & Cellular Oncology, en la sección Opinión del Autor. El artículo relata el viaje científico que muchos otros antes se negaron a empezar y que solo la persistencia y tenacidad de la Dra. Laura Soucek está llevando a buen puerto.

 

El gen Myc se encuentra desregulado en la mayoría de los tumores y resulta un impulsor clave en la progresión y el mantenimiento del cáncer. Por tanto, se convertía en una potencial diana hacia la que dirigir nuevos tratamientos. Pero este potencial, hasta la fecha, aún no se ha traducido en beneficios para los pacientes. En esto influyen diversos factores, como la localización nuclear de Myc, la falta de un sitio de unión al ligando identificado y su función para mantener los tejidos normales, y que son algunos de los motivos que llevaron a muchos investigadores a considerarlo un objetivo imposible.

 

Ahora, la Dra. Laura Soucek y su equipo están logrando acallar a los críticos y convencer a los escépticos de que sí es posible acercar la inhibición de Myc a la práctica clínica.

 

En el artículo, tanto la Dra. Soucek como la Dra. Beaulieu apuntan a los desafíos para conseguir combatir de una forma más eficaz la resistencia del cáncer, algo que pasaba, a su entender, por encontrar soluciones pensando de una forma diferente y no convencional en la búsqueda de nuevos tratamientos.

 

Aunque reconocen que las terapias actuales por fortuna son cada vez más precisas y están resultando también más exitosas para el tratamiento más efectivo de ciertos pacientes, se pueden complementar perfectamente con otras alternativas novedosas para mejorar todavía más sus resultados, y entre estas se encuentra la inhibición de Myc.

 

Sin embargo, el camino que han tenido que seguir todos estos años no ha sido sencillo. Así relatan cómo fueron encontrando diferentes obstáculos que han sabido ir solventando uno tras otro. Reveses y éxitos que se van sucediendo en una investigación pionera en la que la Dra. Laura Soucek ha utilizado Omomyc, un péptido inhibidor de Myc, en ratones transgénicos y en los que ha demostrado una actividad anticancerígena contra diversos tipos de tumores, entre ellos, el de páncreas o el glioblastoma, con unos efectos secundarios leves, manejables y reversibles.

 

La última piedra en el camino que se han encontrado ha sido la naturaleza voluminosa de Omomyc. Aunque resulta segura y efectiva en múltiples modelos de ratones, este gran volumen aparentemente hace que esta prometedora terapia no sea apta para su desarrollo farmacológico. Esto tampoco ha disuadido al equipo de la Dra. Soucek, que una vez más han sabido superar el escollo.

 

“En nuestro artículo más reciente** hemos demostrado la eficacia de Omomyc como un péptido que tiene la capacidad de penetrar en las células y alcanzar su objetivo, el núcleo, donde se encuentra Myc. La administración sistémica intravenosa exitosa de nuevos inhibidores de Myc contra el cáncer de pulmón de células no pequeñas acerca esta nueva terapia contra el cáncer a la clínica para el tratamiento más efectivo de múltiples tipos de tumores”, explica la Dra. Laura Soucek.

 

“Como concluye nuestro último artículo de opinión, creemos que la miniproteína Omomyc es un excelente candidato para el desarrollo clínico. Somos igualmente optimistas ante el hecho de que el uso de polipéptidos terapéuticos para inhibir otros objetivos desafiantes dentro de las células cancerosas podría extenderse a otras dianas consideradas inalcanzables en el futuro”, agrega la Dra. Marie-Eve Beaulieu.

 

Para acceder a este artículo de opinión puede clicar en este enlace.

 

También los invitamos a ver nuestra ronda de preguntas y respuestas de YouTube con la Dra. Soucek y la Dra. Beaulieu sobre sus hallazgos recientemente publicados en Science Translational Medicine: https://www.youtube.com/watch?v=5RzvGsHmKKc&t=1s.

 

Referencias:

 

* Marie-Eve Beaulieu & Laura Soucek (2019): Finding MYCure, Molecular & Cellular Oncologydoi: 10.1080/23723556.2019.1618178.

** Beaulieu et al., Intrinsic cell-penetrating activity propels Omomyc from proof of concept to viable anti-Myc therapy. Science Translational Medicine, 2019. doi/10.1126/scitranslmed.aar5012.