Paolo Nuciforo, Investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del VHIO

  • Paolo Nuciforo y su equipo han podido demostrar la relación entre los cambios en los TILs durante el tratamiento y la desaparición del tumor en enfermedad HER2+ en estadios iniciales
  • Este nuevo trabajo permitirá identificar a aquellas pacientes cuya curación sería posible con una terapia biológica sin necesidad de recurrir a la quimioterapia

Poder identificar que pacientes responden mejor a los tratamientos es un elemento clave en el camino de una medicina más personalizada y con una mejor eficiencia. En este sentido, resulta de gran importancia el último estudio dirigido por SOLTI y en que el Dr. Paolo Nuciforo, investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) es el autor principal. El trabajo ha sido publicado en la revista de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), Annals of Oncology. En él, el Dr. Nuciforo ha evaluado un nuevo modelo predictivo de respuesta patológica completa (RPC) basado en la presencia de linfocitos infiltrantes en estroma tumoral (TILs) en pacientes de cáncer de mama HER2+ en estadio inicial y que han sido tratadas con una doble terapia biológica sin quimioterapia.

“Hemos comprobado como los cambios en los TILs durante el tratamiento podrían estar vinculados con la desaparición del tumor en enfermedad HER2+ en estadios iniciales”explicaba el Dr. Nuciforo. A estos resultados se llegó tras analizar muestras del ensayo PAMELA de SOLTI, que pretendía analizar si las pacientes con cáncer de mama HER2+ con un perfil genómica determinado respondían mejor al tratamiento biológico sin quimioterapia. También se tuvieron en cuenta muestras del ensayo LPT109096 en el que se evaluaba la combinación de lapatinib y trastuzumab, dos fármacos biológicos.

Hasta ahora existían trabajos que evidenciaban la relación entre la presencia de TILs y un incremento de la RPC, pero todos eran en pacientes que habían recibido quimioterapia anti-HER2 (quimioterapia y trastuzumab). Ahora, gracias a este nuevo trabajo, se ha demostrado esta misma relación en pacientes cuyo tratamiento no incluye la quimioterapia. Se trata de un paso más en el camino de identificar pacientes que se pueden beneficiar de la terapia biológica sin necesidad de recurrir a la quimioterapia, un avance más por tanto en la medicina de precisión.

Valor predictivo una vez iniciado el tratamiento

El porcentaje de TILs y de celularidad tumoral se analizó en base a 148 muestras basales del estudio PAMELA, obtenidas antes del inicio del tratamiento con el doble bloqueo anti-HER2, y 134 muestras del tumor tras las dos semanas de tratamiento. Los resultados se validaron con 65 muestras tras 15 días de tratamiento del ensayo LPT109096. “En cada uno de los tumores pudimos evaluar el porcentaje de infiltración inmunológica y observamos que, en la muestra basal, los tumores con una alta presencia de TILs tenían más probabilidad de respuesta a los fármacos”, ha añadido el doctor Nuciforo.

No obstante, según ha remarcado el Dr. Aleix Prat, coordinador del comité científico de SOLTI, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Clínic de Barcelona y autor sénior de este estudio, el hallazgo más relevante se observó en la muestra obtenida en la biopsia que se realizó a las pacientes tras 15 días de tratamiento. “Algunos tumores que no presentaban TILs antes de recibir la terapia anti-HER2 sin quimioterapia, sí que contenían TILs transcurridas las dos semanas”, ha destacado, lo que apuntaba que el tratamiento había propiciado la infiltración linfocitaria. Según ha destacado, “son unos cambios muy espectaculares que ayudan mucho a predecir en qué pacientes se conseguirá que el tumor desaparezca tras recibir el tratamiento”.

Además, como ha explicado el Dr. Nuciforo, “en este punto se decidió combinar los datos de la infiltración inmunológica y el porcentaje de células tumorales – se observó que la celularidad tumoral disminuía a las dos semanas de tratamiento, lo que indicaba una mejor respuesta y una mayor proporción de tejido mamario normal – y convertirlos en un solo índice de respuesta, denominado CelTIL”.

Un valor elevado de CelTIL (mayor al punto de corte establecido del 33,59) a día 15 se asoció con una mayor RPC. En las muestras del estudio PAMELA se observó que las pacientes con un índice bajo de CelTIL tenían un 0% de tasa de RPC y, en cambio, las pacientes con un valor elevado de CelTIL tuvieron una tasa de RPC del 33%.

Aunque se requerirán más investigaciones para reforzar esta hipótesis, Javier Cortés, jefe del Servicio de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid, miembro de SOLTI e Investigador Principal del estudio comenta: “este estudio muestra que nos estamos acercando y más cerca de identificar pacientes con cáncer de mama HER2 + que pueden curarse con terapia dirigida sin la necesidad de quimioterapia”.

###