• El Centro de Cáncer de Mama Vall d’Hebron es un referente gracias al tratamiento multidisciplinar que realiza el personal profesional implicado en el tratamiento de las pacientes de cáncer de mama en todos los momentos del proceso de la enfermedad.
  • Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, Vall d’Hebron ha elaborado una serie de vídeos donde se muestran los avances que se han producido en los últimos años en la investigación oncológica y en el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama.
  • Según estimaciones de la SEOM, este 2020 habrá 32.953 casos nuevos de cáncer  mama en España. El cáncer de mama es el tumor más frecuentemente diagnosticado entre las mujeres y es la principal causa de mortalidad por cáncer entre la población femenina.

Barcelona, 15 de octubre de 2020.– El cáncer de mama sigue siendo uno de los tumores con más incidencia entre la población. Según datos de la SEOM[1] (Sociedad Española de Oncología Médica), los cánceres más frecuentemente diagnosticados en mujeres en España en 2020 serán los de mama y colon y recto. Se estima que este 2020 habrá 32.953 casos nuevos de cáncer de mama en España, por delante del cáncer colorrectal, el de útero, el de pulmón y el de ovario. Hasta un 30% de los cánceres diagnosticados en la mujer tienen su origen en la mama, y es la principal causa de mortalidad por cáncer entre la población femenina. Gracias a los programas poblacionales de detección precoz de cáncer de mama, la mayoría de estos tumores se diagnostican en estadios localizados y son por tanto curables. Pero, aun así, el cáncer de mama es la principal causa de mortalidad por cáncer entre la población femenina.

Y, aunque estas cifras puedan parecer alarmantes, lo cierto es que la investigación llevada a cabo durante  la última década ha permitido conocer más profundamente todos los mecanismos que se esconden detrás de la enfermedad. Esto ha sido clave a la hora de desarrollar nuevos fármacos y combinaciones de tratamientos que han logrado mejorar notablemente los resultados de las pacientes de cáncer de mama, y aumentar de forma significativa su supervivencia.

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama, el Campus Vall d’Hebron ha querido plasmar, en una serie de cinco vídeos divulgativos, los avances que se han producido en los últimos años en la investigación oncológica y en el tratamiento de las pacientes con cáncer de mama: el incremento de ensayos clínicos de nuevos fármacos, liderados por el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), para pacientes que no responden a los tratamientos estándar, los nuevos criterios en la cirugía, el diagnóstico precoz gracias a la Unidad de Consejo Genético, el circuito pionero para tratar a las embarazadas diagnosticadas de cáncer de mama durante la gestación o el imprescindible papel de la enfermería especializada en oncología en todo el proceso. Estos documentos muestran el trabajo multidisciplinar que realiza el personal profesional implicado en el tratamiento de las pacientes de cáncer de mama en todos los momentos del proceso de la enfermedad.

Unidad de Cáncer de Mama de Vall d’Hebron
En el Campus Vall d’Hebron, a través de la Unidad de Cáncer de Mama se realiza un abordaje integral y multidisciplinar de las pacientes con cáncer de mama. Esta atención integral es una realidad gracias a un equipo de especialistas de diversas áreas: radiología, anatomía patológica, cirugía, oncología médica, radioterapia y cirugía plástica. Además, la investigación pionera y los numerosos ensayos clínicos que se llevan a cabo en el VHIO consolidan la Unidad de Cáncer de Mama del hospital como centro de referencia nacional en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la enfermedad.

En el Servicio de Oncología se realizaron 759 primeras visitas de cáncer de mama en 2019. De estas primeras visitas la mayoría eran pacientes con enfermedad localizada, el 4,2% tenían un cáncer de mama metastásico en el debut, y el 18,2% eran pacientes metastásicas que acudían referidas de otros centros para valorar opciones de tratamientos experimentales entre alguno de los ensayos clínicos activos que ofrece el VHIO.

La importancia de los ensayos clínicos
“Disponer de ensayos clínicos en todas sus fases es una de las grandes riquezas de la Unidad de Cáncer de Mama y al mismo tiempo una de sus fortalezas. Esto nos permite ofrecer a las pacientes fármacos mucho antes de su comercialización, y ellas se benefician de participar en los estudios clínicos”, comenta la Dra. Meritxell Bellet, oncóloga médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH) e investigadora del Grupo de Cáncer de Mama del VHIO, quien añade que esto además no es solo un beneficio para la propia paciente, sino también para el resto de la sociedad, ya que gracias a los resultados logrados es posible llevar estos fármacos, si funcionan, al resto de pacientes.

La Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM) – Fundación “la Caixa”, que dirige la Dra. Elena Garralda, quien también es investigadora principal del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos del VHIO, juega un papel muy importante a la hora de poner estos estudios al alcance de las pacientes, al ser actualmente una unidad de referencia internacional en el desarrollo precoz de nuevos tratamientos oncológicos y en la mejora de las terapias existentes, como también en la selección molecular óptima de las pacientes susceptibles de responder a estas terapias.

Para ello se han desarrollado paneles de diagnóstico molecular avanzado. La suma de todos estos elementos ha permitido que el centro, que se puso en marcha gracias al apoyo de la Fundación “la Caixa” hace diez años, sea pionero en Europa y que las pacientes tratadas en esta unidad, donde muchas veces reciben tratamientos que se administran por primera vez en humanos, se hayan podido beneficiar de las terapias experimentales más innovadoras y prometedoras, vinculadas con la medicina de precisión. “La investigación en cáncer y los ensayos clínicos son lo que permite el progreso de la medicina, no lo debemos olvidar. Pero para poder llevarlos a cabo es importante un trabajo muy coordinado de profesionales muy especializados, que permitan un nivel de excelencia elevado”, explica la Dra. Garralda.

Los avances en la genética
El trabajo de investigación realizado durante la última década está permitiendo conocer mejor los mecanismos del cáncer y entender el papel que juegan múltiples genes en el desarrollo de la enfermedad. Paralelamente a estos avances, ha ido adquiriendo cada vez más importancia el análisis genético para identificar alteraciones hereditarias . “A nivel hereditario, inicialmente solo se estudiaban dos genes de susceptibilidad al cáncer de mama, el BRCA1 y el BRCA2. Pero esto ha ido cambiando e incorporándose otros, como el PALB2. En la medicina personalizada esto juega un papel importante para determinar cuáles son los tratamientos específicos que permitirán obtener un mejor resultado, y también nos ayudan en la detección precoz y la prevención”, explica la Dra. Judith Balmaña, oncóloga médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron e inve y stigadora principal del Grupo de Genética del Cáncer Hereditario del VHIO.

Desde su puesta en funcionamiento, más de 5.000 personas han acudido a la Unidad de Consejo Genético del Cáncer de Mama, tanto pacientes como familiares, y esto ha servido para lograr un diagnóstico cada vez más precoz, algo fundamental para mejorar las posibilidades de supervivencia. Esto se une a los buenos resultados en el diagnóstico precoz de las pacientes logrados por el programa de cribado puesto en marcha hace ya veinte años, que ha analizado a más de 350.000 mujeres y ha detectado más de 800 casos.

Otra de las herramientas de gran valor en este sentido son las plataformas génicas, que han ayudado a mejorar el conocimiento del cáncer gracias a los análisis genéticos de los tumores. Estos han permitido analizar mejor el riesgo de recidiva de la enfermedad y predecir su pronóstico. Todo esto se ha traducido en una mejor selección de las pacientes que se benefician de la quimioterapia tras su intervención por cáncer de mama para reducir su riesgo de recidiva, mejorando su calidad de vida sin que esto tenga un impacto en su supervivencia. El Dr. Martín Espinosa-Bravo, jefe de la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Universitario Vall d’Hebron, señala que “en cirugía la investigación en cáncer de mama también ha tenido un impacto, al permitir hacer intervenciones más conservadoras sin poner en riesgo la supervivencia de la paciente, como aumentar la frecuencia de la cirugía conservadora de la mama al reducir el tamaño de los tumores mediante tratamientos sistémicos antes de la cirugía, o la disminución de la necesidad de disección axilar en casos con uno o dos ganglios centinelas afectos”.

Cáncer y embarazo
Una importante cuestión que también se ha tenido en cuenta es que algunas de las pacientes son diagnosticadas durante un embarazo. “Vimos que había una necesidad y por eso desarrollamos un programa para atender a estas pacientes”, explica la Dra. Cristina Saura, jefe de la Unidad de Cáncer de Mama del HUVH e investigadora principal del Grupo de Cáncer de Mama del VHIO, cuyo trabajo de investigación ya sirvió para demostrar que se podía seguir adelante con un embarazo durante un cáncer de mama sin que esto tuviera repercusión en los resultados de supervivencia de la paciente.

“Pero, aunque esto es posible, tampoco debemos pensar que es algo sencillo. Hacen falta profesionales muy especializados y una coordinación de equipos multidisciplinares que puedan controlar en todo momento el embarazo de esta paciente”, añade la Dra. Silvia Arévalo, jefe de la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Universitario Vall d’Hebron. El desarrollo del programa específico para asistir a estas pacientes de la Unidad de Cáncer de Mama ha permitido precisamente el crear un circuito para facilitar todo este tratamiento y atenderlas de la mejor forma posible.

Equipos de enfermería especializados
No se puede olvidar tampoco el papel de los equipos de enfermería, otra de las piezas clave en el tratamiento del cáncer de mama al tratarse del profesional sanitario que más cerca está del paciente, que puede detectar mejor sus necesidades y ofrecer al mismo tiempo un soporte emocional. “El trabajo de estas enfermeras es importante a la hora de facilitar la comunicación y, de alguna manera, establecer puentes entre pacientes y médicos”, expone Isabel Magallón, supervisora del Área Ambulatoria de Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

Por su parte, Ángeles Peñuelas, adjunta de Enfermería Oncológica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del VHIO, no duda en apuntar el alto nivel de responsabilidad de estas profesionales, así como la preparación y formación necesarias en aquellas que participan en los ensayos clínicos. “Se trata, en definitiva, de proporcionar un cuidado integral de gran calidad”, concluye Peñuelas.

La importancia del trabajo colaborativo
Para encontrar los mejores tratamientos contra el cáncer es importante e imprescindible la colaboración entre los clínicos y los investigadores. El trabajo realizado en el laboratorio permite encontrar nuevas vías para combatir la enfermedad, que luego deben ser probadas en el día a día. A su vez, los datos y resultados obtenidos de la práctica clínica ayudan y orientan a los investigadores en su trabajo.

Este flujo continuo que se retroalimenta es una de las claves que están permitiendo mejorar año tras año los resultados de las pacientes. La Unidad de Cáncer de Mama es un ejemplo claro del trabajo colaborativo y de cómo este acaba ofreciendo resultados con el tiempo. Tras más de una década se han logrado muchos hitos, pero el espíritu es seguir apostando por el trabajo en equipo, mejorando y trabajando codo con codo clínicos e investigadores en pro del beneficio de las pacientes.

Somni de colors

‘Somni de colors’ es una campaña de Vall d’Hebron para la investigación contra el cáncer de la mujer y la mejora del bienestar de la salud de todas aquellas mujeres que lo sufren. Se trata de una iniciativa solidaria, que es el símbolo de la lucha y el espíritu de superación de todas las mujeres que sufren cáncer. La iniciativa consta de la venta de un pañuelo solidario diseñado por la artista Clàudia Valsells, con la colaboración de Judit Mascó. El pañuelo se puede encontrar en las tiendas Natura o a través de su página web. Los beneficios obtenidos se destinan a financiar dos grandes programas de investigación: uno para estudiar cómo se puede mejorar el bienestar de las pacientes mediante un programa de soporte psicológico en momentos clave tras el diagnóstico de un cáncer de mama y otro de investigación biomédica en cáncer ginecológico.

En este enlace encontrarán todos los vídeos divulgativos sobre el Día Mundial del Cáncer de Mama 2020.

[1] https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/Cifras_del_cancer_2020.pdf