Barcelona, 10 de julio de 2020.- Normalmente, tras un tratamiento hormonal contra el cáncer de mama, suelen desarrollarse toda una serie de síntomas vulvovaginales y urinarios que se denominan síndrome genitourinario. Esto se produce en cerca del 70% de las pacientes debido al descenso hormonal. Sobre todas las consecuencias que se derivan de estos síntomas y cómo manejarlos se ha hablado en la penúltima de las charlas del ciclo de talleres de cáncer de mama que organiza el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) en colaboración con el Hospital Universitario Vall d’Hebron (HUVH) y que cuenta con el patrocinio de Pfizer. Esta charla ha tenido lugar este pasado jueves y se ha celebrado de forma virtual.

“El síndrome genitourinario es habitual en todas las mujeres a partir de la menopausia, pero son las pacientes con cáncer de mama las que tienen más probabilidad de tener síntomas más acusados y, por tanto, con una mayor afectación en la calidad de vida”, ha explicado la Dra. Anabel Montero, ginecóloga del HUVH y una de las ponentes que han participado en la charla. El síndrome genitourinario consiste en malestar vulvovaginal, que puede traducirse en una sensación de ardor y picor, malestar urinario en forma de molestias al orinar, aumento de la frecuencia miccional, urgencia miccional y alteraciones en relaciones sexuales con penetración. 

“Con este taller lo que buscamos es que las pacientes conozcan este síndrome, cuáles son sus causas y sus síntomas, así como las diferentes opciones que existen para aliviar toda su sintomatología”, ha añadido la Dra. Montero, quien ha comentado que existen otras disfunciones también del suelo pélvico, como por ejemplo la incontinencia de orina, que pueden debutar o empeorar a partir de la menopausia. En estos casos, el estilo de vida y un correcto conocimiento y control del suelo pélvico son fundamentales para mejorar la calidad de vida de todas las mujeres.

Todos estos síntomas pueden incidir de forma negativa en la sexualidad de la paciente, y por tanto deben tenerse en cuenta. “Hemos de ver la sexualidad desde n enfoque holístico, englobando las esferas emocional, funcional y reproductiva. Representa una vía para generar un vínculo de intimidad en la búsqueda de afecto y placer”, ha señalado la Dra. Karla Rojas, médico rehabilitadora del HUVH. De esta forma, factores físicos como el dolor, la alteración de la sensibilidad y la incontinencia urinaria asociados a factores psicológicos como la pérdida de la autoimagen, inseguridad, síntomas de ansiedad o depresión pueden afectar a la función sexual. “La educación supone en este sentido una importante herramienta de empoderamiento y, junto con el abordaje multidisciplinar, constituyen los pilares claves en el diagnóstico y tratamiento adecuado de la disfunción sexual”, ha añadido la Dra. Karla Rojas.

En este sentido, la fisioterapia pelviperineal es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar las disfunciones del suelo pélvico tanto en hombres como en mujeres, a cualquier edad y en cualquier etapa vital. “De modo preventivo o paliativo, el fisioterapeuta del suelo pélvico dispone de un gran abanico de técnicas manuales, instrumentales y comportamentales para el abordaje de problemas como la incontinencia urinaria y fecal, el prolapso de órganos, el estreñimiento o la anorgasmia entre otras”, ha explicado Cristina Cucalón, fisioterapeuta y especialista en suelo pélvico en el HUVH, que también ha participado como ponente en la charla.

“Los tratamientos coadyuvantes en el abordaje del cáncer de mama comprometen la salud del periné femenino, y puede llegar a presentarse un síndrome de deficiencia sexual. El abordaje corporal es de suma importancia si hay falta de deseo sexual, dificultad para llegar al orgasmo, fallos en la lubricación o presencia de dolor”, ha añadido Cristina Cucalón, quien además ha apuntado como las técnicas de fisiosexología deberían ser la primera línea de tratamiento en la patología sexual funcional.

“Nuestro objetivo es proporcionar a las pacientes herramientas, siempre basadas en la evidencia científica, así como educación e información sobre diferentes temas referentes al cáncer y a la calidad de vida que les interesen o preocupen. Todo ello con la finalidad de mejorar el manejo de síntomas y efectos secundarios a largo plazo, así como para que las pacientes se conviertan en activas participantes de su bienestar físico, emocional y social. Es importante entender la salud como algo integral que afecta a todas las áreas de la persona tanto durante el tratamiento como una vez superado”, ha explicado la Dra. Marta Capelán, encargada de dirigir el ciclo de talleres en el cual se enmarcó esta charla.

La última sesión virtual de estos talleres será el día 17 de septiembre. La Dra. Isabel Pimentel, oncóloga especialista en cáncer de mama del Hospital Universitario Vall d’Hebron, hablará sobre la inmunoterapia y el cáncer de mama, poniendo de esta forma el broche final a esta edición del ciclo de talleres de cáncer de mama. Será de 11 a 13 horas y para participar en la charla se puede hacer a través de zoom: https://zoom.us/j/91219318604