fbpx

Joan Seoane avanza algunos de los primeros resultados de su investigación sobre LIF en pacientes con COVID-19

  • En el marco de la jornada IRISCAT-COVID-19, el Dr. Seoane ha presentado sus primeros resultados del proyecto que dirige, uno de los 19 proyectos de investigación e innovación contra la COVID-19 financiados desde el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, a través de la Dirección General de Investigación e Innovación en Salud (DGRIS)
  • En su exposición ha destacado como ha sido posible demostrar una de las hipótesis de partida de su investigación, según la cual los pacientes con COVID-19 expresaban LIF

Barcelona, 21 de abril de 2021– A raíz de la irrupción en marzo del año pasado de la pandemia de la COVID-19, desde diferentes administraciones públicas se quiso poner el foco en la investigación que ayudara a controlar y manejar la infección producida por el SARS-CoV-2. Así, desde el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, a través de la Direcció General de Recerca i Innovació en Salut (DGRIS) se financiaron 19 proyectos de investigación e innovación contra la COVID-19, entre ellos uno dirigido por el Dr. Joan Seoane, director de Investigación Traslacional y Preclínica del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y profesor ICREA. Ahora, en el marco de la jornada IRISCAT-COVID-19, el Dr. Seoane ha presentado sus primeros resultados.

En su exposición ha destacado como ha sido posible demostrar una de las hipótesis de partida de su investigación, según la cual los pacientes con COVID-19 expresaban en mayor cantidad la presencia de LIF, una citoquina que ha sido diseñada por la evolución durante millones de años para solucionar que el embrión se integre en el útero de la madre sin que sea atacado por el sistema inmune, y que en investigaciones anteriores dirigidas por el propio Dr. Seoane se había visto que era utilizado por algunas células tumorales para evadir la respuesta inmunitaria. “En nuestros análisis en pacientes con COVID-19 hemos podido constatar que muchos de ellos expresaban también altas cantidades de LIF. Era algo que ya sabíamos que utilizaban algunos virus y ahora sabemos gracias a nuestra investigación que el SARS-CoV-2 es uno de ellos”, explica el Dr. Seoane.

En su presentación también explicó los resultados de otra investigación realizada en el marco de este proyecto del DGRIS, esta vez en colaboración con el Dr. Paolo Nuciforo, jefe del Grupo de Oncología Molecular del VHIO. En este trabajo se analizaron muestras de placenta de mujeres embarazadas con y sin infección por SARS-CoV-2, que dieron a luz durante la primera ola de la pandemia en Italia. Los resultados de este estudio internacional, cuyo objetivo era analizar el efecto del virus sobre la fisiopatología de la placenta y sus consecuencias sobre el recién nacido, fueron publicados en la revista The Journal of Clinical Investigation.

“Gracias a este trabajo pudimos constatar que el virus puede infectar la placenta y, aunque no suele producir una transmisión vertical de la madre al recién nacido, puede perjudicar la función de la placenta y afectar el desarrollo del feto”, comenta el Dr. Seoane, quien apunta también como gracias a este trabajo de investigación se pudo constatar que, para que se produzca un daño en la placenta con implicación en los resultados del embarazo, es necesario que llegue una alta carga viral a este órgano. “El problema es que ahora mismo no sabemos cómo identificar a estas pacientes de una forma adecuada, por lo que es preciso seguir investigando en este sentido”.

Otros resultados que fueron posibles gracias a la investigación realizada por el Dr. Joan Seoane y su equipo apuntan a que los receptores de las células B de los pacientes con COVID-19 son relativamente similares y diferentes a los de pacientes con cáncer. Estos resultados fueron publicados en la revista Frontiers in Immunology.

El Dr. Seoane acaba su exposición apuntando algunos retos de futuro que espera poder demostrar gracias a esta ayuda recibida a través de la Dirección General de Recerca i Innovació en Salut (DGRIS): “Ahora pretendemos acabar los experimentos en modelos preclínicos in vivo para evaluar la eficacia terapéutica de la inhibición de LIF y plantear la posibilidad de realizar un ensayo clínico con fármacos anti-LIF ya desarrollados por el equipo del Dr. Seoane”, finaliza.

21/04/2021|