fbpx

La pandemia de COVID-19 pasa factura a las oncólogas en su carrera científica

  • Una encuesta de la Comisión de Mujeres por la Oncología de la European Society for Medical Oncology (ESMO), publicada en ESMO Open, advierte que la crisis sanitaria está agravando la brecha de género, a la luz de los datos que muestran que las oncólogas han podido dedicar menos tiempo a la investigación durante y tras el confinamiento. 

Barcelona, 25 de mayo de 2021- Cuando ya de por sí antes de la pandemia había pocas oncólogas en el mundo liderando sociedades científicas y profesionales (ESMO Open 2018;3:e000423) y figurando como primeras y últimas autoras en las revistas de oncología de alto impacto (BMJ 2016;352:i847) (Lancet.2018 May 5;391(10132):1754-1756), la crisis por la COVID-19 ha venido a acentuar la brecha de género en la investigación contra el cáncer. En una encuesta realizada por la Comisión de Mujeres por la Oncología (W4O) de la ESMO en junio de 2020, las oncólogas afirmaron haber dedicado menos tiempo a las actividades científicas durante el confinamiento, frente a sus compañeros oncólogos, con una tendencia que se mantuvo estable tras los cierres.

Dado que, desde el principio, las mujeres han estado en la primera línea frente a la emergencia sanitaria, representando el 76% del total de trabajadores sanitarios de Europa, la Comisión W4O lanzó una iniciativa para evaluar el impacto de la pandemia en la vida de las oncólogas y los oncólogos, con el fin de identificar posibles diferencias de género. Los resultados de la encuesta, publicados en un artículo en ESMO Open, indican que son las mujeres quienes han pagado un precio más alto en términos de productividad científica. Concretamente, de las 541 personas que completaron el cuestionario, el 58% confirmó que la COVID-19 había afectado su carrera profesional, de los cuales el 83% dijo que esto era negativo: el 85% de las mujeres frente al 76% de los hombres. Con respecto a la vida personal y familiar, aproximadamente el 86% de todos los participantes de la encuesta afirmaron que la COVID-19 había cambiado ambas áreas, siendo las mujeres las que respondieron que significativamente se habían visto más afectadas que los hombres: vida personal 89% vs. 78%; vida familiar 84% vs. 77%.

Estos resultados son similares a los de otros estudios recientes, que muestran que el índice de publicación en servidores de preimpresión se ha reducido durante la pandemia (Nature 581, 365-366 (2020)), representando ellas un tercio del total de autores que han publicado artículos sobre la COVID-19 (BMJ Global Health 2020;5:e002922). “Se ha evidenciado que se esperaba que las mujeres dedicaran más tiempo que los hombres a las responsabilidades familiares y del hogar. Sin embargo, la autoría es necesaria para ascender profesionalmente y es una medida de éxito. Esta infrarrepresentación de las mujeres probablemente afectará en mayor medida a aquellas que se encuentran al inicio de su carrera, reduciendo sus opciones para competir por puestos senior, lo que confirma que, en tiempos de crisis, las mujeres son más vulnerables”, explica la presidenta de W4O de la ESMO y primera autora de este estudio, la profesora Pilar Garrido, del Hospital Universitario Ramón y Cajal (IRYCIS) (Madrid, España).

Josep Tabernero, director de VHIO, expresidente de la ESMO, miembro ampliado de su Comité W40 y coautor del estudio, comenta que “esta preocupante tendencia se extiende en detrimento de la investigación del cáncer. Los resultados también revelan que una proporción significativamente mayor de mujeres que de hombres dedica menos tiempo a la ciencia: 39% versus 25%. Este siguió siendo el caso después del confinamiento. Los datos de esta última encuesta de la ESMO respaldan aún más la importancia de promover una mayor conciencia sobre las desigualdades de género en el desarrollo profesional en oncología, especialmente después de la pandemia. Se requieren políticas transformadoras y estrategias personalizadas para reducir el impacto de COVID-19 y otras causas fundamentales de las desigualdades”.

La iniciativa W4O de la ESMO se lanzó en 2015 para abordar los desafíos que enfrentan las oncólogas que buscan asumir roles de liderazgo durante sus carreras, y está compuesta por líderes dentro del campo de la oncología, como la Dra. Enriqueta Felip, investigadora principal del Grupo de Tumores Torácicos y Cáncer de Cabeza y Cuello de VHIO, y la Dra. Elena Garralda, investigadora principal del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos de VHIO y directora de la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM) – CaixaResearch, ambas coautoras del presente estudio.

Referencia:

Pilar Garrido, Alex A. Adjei, Jyoti Bajpai, Susana Banerjee, Anna S. Berghoff, Su Pin Choo, Enriqueta Felip, Andrew J. S. Furness, Elena Garralda, John Haanen, Anne Letsch, Helena Linardou, Solange Peters, Cristiana Sessa, Josep Tabernero, Janice Tsang, James Chih-Hsin Yang, Marina Chiara Garassino. Has COVID-19 had a greater impact on female than male oncologists? Results of the ESMO Women for Oncology (W4O) Survey. ESMO Open. 2021 May 25.

Fuente: ESMO

25/05/2021|