CFAH RAD51 demuestra su utilidad para identificar tumores de mama triple negativo con deficiencia de reparación en el ADN – VHIO – Vall d'Hebron Institute of Oncology

RAD51 demuestra su utilidad para identificar tumores de mama triple negativo con deficiencia de reparación en el ADN

  • Es la primera validación clínica de la prueba desarrollada por VHIO en cáncer de mama, tras haber logrado ya demostrar su validez en el contexto clínico del cáncer de próstata.
  • Identificar los tumores con deficiencia en la reparación del ADN por recombinación homóloga se justifica por la necesidad de seleccionar aquellos pacientes que más se pueden beneficiar de tratamientos que dañan el ADN tumoral, como la quimioterapia basada en platinos o los inhibidores de PARP.
  • Los resultados de este estudio acaban de ser publicados en Annals of Oncology y apoyan la investigación del biomarcador en estudios potenciados para determinar el efecto en supervivencia global así como su utilidad para identificar pacientes candidatos a tratamientos con inhibidores de PARP.

Barcelona, 13 de octubre de 2021. Poder entender las características moleculares de los diferentes tumores está permitiendo en los últimos años avanzar en el desarrollo de terapias personalizadas. Pero tan importante como disponer de nuevos tratamientos es identificar cuáles son los pacientes que más beneficio obtendrán de estas terapias innovadoras. La proteína RAD51 parece que podría ser uno de estos biomarcadores y desde el Grupo de Terapias Experimentales del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) se trabaja para desarrollar una herramienta basada en ella para identificar pacientes con tumores con deficiencias en la reparación del ADN mediante el mecanismo de la recombinación homóloga. Esta deficiencia se denomina, por sus siglas en inglés, HRD.

En investigaciones preclínicas anteriores del grupo que dirige la Dra. Violeta Serra ya se había validado la utilidad de RAD51 como biomarcador. Recientemente se logró también por primera vez hacerlo en un contexto clínico, para identificar los pacientes de cáncer de próstata que obtenían mayores beneficios tras la administración de olaparib, un inhibidor PARP. Ahora, un estudio que acaba de ser publicado en la revista Annals of Oncology lo valida para la población de pacientes con cáncer de mama triple negativo.

“Este estudio es un paso más en esta validación clínica, ahora en el marco del cáncer de mama. Los resultados obtenidos están en sintonía con todo el trabajo previo y nos animan a seguir trabajando para aportar más evidencias que justifiquen el uso de esta herramienta basada en la proteína RAD51 en la práctica clínica para ayudar en la toma de decisiones”, explicó la Dra. Violeta Serra.

Beneficios de la quimioterapia con base en el platino

Los tumores de mama triple negativos tienen una mayor sensibilidad a los agentes que dañan el ADN, como las sales de platino. Sin embargo, la toxicidad de estos fármacos y la falta de una correlación concluyente con los resultados de supervivencia generan preocupación sobre su uso en las fases más precoces de la enfermedad. “La alta sensibilidad de estos tumores a la quimioterapia basada en el platino puede explicarse por la alta proporción de cánceres triple negativos que albergan alteraciones genéticas o epigenéticas que conducen a una deficiencia de reparación del ADN, como pueden ser las mutaciones hereditarias en BRCA1 y BRCA2, pero también otras alteraciones menos frecuentes como en PALB2, RAD51C y RAD51D”, añade la Dra. Violeta Serra, quien explica como la identificación de tumores que albergan diversas alteraciones representa un desafío clínico.

Las cicatrices y las firmas genómicas han demostrado una alta correlación con las alteraciones de la recombinación homóloga. Pero ni las mutaciones BRCA1/BRCA2 ni las cicatrices genómicas han logrado identificar la población de pacientes que se benefician de la quimioterapia con base de platino. “Es importante destacar que algunos de los tumores HRD pueden evolucionar hacia la restauración de la recombinación homóloga y adquirir resistencia a agentes que dañan el ADN. En consecuencia estos tumores se clasificarían erróneamente de acuerdo con su cicatriz o firma genómica subyacente”, explica la Dra. Violeta Serra, y señala que por este motivo es preciso desarrollar una medida funcional y dinámica de la recombinación homóloga para establecer con mayor precisión el estado real de la deficiencia. Aquí es donde el estudio de los focos nucleares de RAD51 parece tener la respuesta.

Subestudio del ensayo GeparSixto

Para poder validar la utilidad del análisis de los focos de RAD51 se realizó un análisis ciego y retrospectivo del ensayo clínico aleatorizado GeparSixto. En él, los pacientes con tumores de mama triple negativo recibieron un tratamiento neoadyuvante de doxorrubicina liposomal no pegilada más paclitaxel con o sin carboplatino. Los resultados de este estudio mostraron que los pacientes que más se beneficiaron del carboplatino fueron aquellos con tumores con HRD por el biomarcador RAD51. “Esto demuestra que RAD51 predice de forma independiente el beneficio clínico de agregar carboplatino en la quimioterapia neoadyuvante y estos resultados respaldan un mayor desarrollo para incorporar las pruebas RAD51 en la toma de decisiones clínicas”, finalizó la Dra. Violeta Serra.

Referencia:

Llop-Guevara, V. Vladimirova, A. Schneeweiss, G. Villacampa, T. Karn, D-M. Zahm, A. Herencia-Ropero, P. Jank, M. van Mackelenbergh, P.A. Fasching, F. Marmé, E. Stickeler, C. Schem, R. Dienstmann, S. Florian, V. Nekljudova, J. Balmaña, C. Denkert, S. Loibl, V. Serra, “2O Association of RAD51 with homologous recombination deficiency (HRD) and clinical outcomes in untreated triple-negative breast cancer (TNBC): Analysis of the GeparSixto randomized clinical trial”. Annals of Oncology, Volume 32, Supplement 2, 2021. Page S22. ISSN 0923-7534. https://doi.org/10.1016/j.annonc.2021.03.016.

 

13/10/2021|